¡Entren en su blog de literatura cutre!
Sí, damas y caballeros, conservo escrupulosamente unos estándares de baja calidad a los que me debo.

domingo, 1 de julio de 2012

Realidad negada


Realidad negada:

            Quiero tu amor, mi amada.
            Quiero tu desprecio.
            Quiero notar el tacto de tus puños sobre mi estómago,
derríbame al suelo y golpéame.
Insúltame.
Pero no, deja de pegarme.
No quiero llorar, ni tú quieres verme llorar, ámame.
Además, hasta los niños pueden dar patadas,
es tan burdo… hunde mi espíritu mejor,
hace mucho más daño.
Castígame, dime las cosas que he hecho mal,
remóntate años atrás y recuérdame cada detalle
que de cuantos fracasos vitales cometidos me torturan.
Acúsame de engañarte con todas
aquellas mujeres a las que jamás me uní.
Destroza mi espíritu.
Y si logro realizar algún amago de levantarme,
apunta a donde duele,
dime que soy justo aquello contra lo que lucho,
dime que soy machista, apático y cruel o que no te gusto
tantas veces como haga falta hasta que vuelva a mi lugar.
Hasta que bese el suelo de nuevo,
que es donde debo estar.
Dime que soy yo el único
y engáñame con otros entre hipócritas mentiras.
Puedes abandonarme siempre que quieras,
yo te seguiré como un cachorro perdido.
Explícate, justifícate, ¿por qué me pegabas?
¿Por qué me maltratabas?
Tienes las respuestas preparadas.
Pero mi mirada de desafío no es más
que la de un perro apaleado y acorralado en busca de refugio.
            No soy nada sin ti.
No soy nada para ti.
Sólo te necesito a ti.
Entra en cólera si alguien se interesa por mí,
desconfía de mí y de mi amor por ti,
y si quiero estar con mis amigos, échamelo en cara,
dime que no te dedico tiempo,
que no hago nada contigo,
porque me posees.
Interrógame cada vez que hablo con alguna vieja conocida
y verás que pronto dejaré de hablar con ella,
porque al menos así podré verte contenta.
Y si no tengo ganas de acostarme contigo,
oblígame, soy una puta, puedes obligarme y yo debo servirte.
Dime que soy un egoísta que sólo piensa en sí mismo y fóllame.
No valgo nada.
Ni siquiera soy una persona.
Dime todo lo que valgo.
Dime que soy el mundo entero.
Dime que me amas.
Destrúyeme y prométeme que vas a cambiar.
¡Por favor! ¡Por piedad!
¡Porque quiero tus besos!
Quiero ser tuyo.
Quiero tu amor.
Ojalá no existieras.
Quiero tu amor.

Licencia Creative Commons
Realidad negada por Jorge Roussel Perla se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en parafernaliablablabla.blogspot.com.es.