¡Entren en su blog de literatura cutre!
Sí, damas y caballeros, conservo escrupulosamente unos estándares de baja calidad a los que me debo.

sábado, 10 de noviembre de 2012

Recaída



Recaída:

Desperté a tu piel que a placer moría,
mi alma gemela, fuiste mi tortura,
engaños, odio y golpes tu ternura:
desprecio que en mi necedad ardía.

Doy en la niebla con la caligrafía
de tu nombre grabado en mi escritura,
de tu desdén pariendo prematura
devoción enterrada en elegía.

Musito ecos de mil lágrimas quedo,
son gritos rotos y heridas del alma,
cicatrices que a mi brazo concedo.

Tu amor un chirrido en mi ser enjalma,
tu beso oxidando el sabor del miedo
es asfixia en estridencias de calma.