¡Entren en su blog de literatura cutre!
Sí, damas y caballeros, conservo escrupulosamente unos estándares de baja calidad a los que me debo.

miércoles, 24 de abril de 2013

¿Dónde están los barrotes?



¿Dónde están los barrotes?:

            He pasado la vida creyendo que había hecho algo horrible, redimiéndome, luchando… tú lo sabes bien. Sí –no mires a otro lado–, te hablo a ti. Ahora que he descubierto que jamás lo hice, que no estaba ejecutando esa atrocidad, no sé cómo sentirme. Porque te he pagado el precio más alto por un crimen que no he cometido.
Me siento…
Me siento totalmente liberado.
Y feliz.
Vuelvo a ser un niño inocente.